Por: Teresa Tovar Samanez

Imagen de portada: Forges

En la Revolución Francesa surge la bandera de la libertad (“Libertad, igualdad, fraternidad”) como rebelión contra la tiranía, como acción colectiva que buscaba poner fin a un régimen de opresión.

¿Cuál es la idea de libertad que está hoy presente? ¿Es la idea primigenia de la revolución francesa? No parece. Hoy los centros educativos privados rechazan el Decreto de Urgencia 002 que regula la actividad de los colegios privados esgrimiendo la libertad como argumento, pero lo hacen fundándose en el cuestionado DL 882 que instauró el lucro en la educación. El DL 882 legalizó la libertad de hacer negocio y obtener ganancias a costa de un derecho humano fundamental. Este mismo interés de negocio y lucro es el que jugó en contra de la regulación de la educación universitaria.

Hay que estar prevenidos ante la manipulación posible del concepto de libertad. Hay dos concepciones muy distintas de libertad en educación. Desarrollamos esto en dos artículos seguidos. Veamos varios aspectos.

1.Dentro de la concepción neoliberal la libertad es sinónimo de libertad de mercado y esto en educación se traduce en mercantilización del servicio educativo. La red internacional Atlas conglomerado internacional patrocinado por poderosos multimillonarios que agrupa más 400 instituciones en el mundo lo dice claramente: “Nuestra visión es de un mundo libre, próspero y pacífico donde los principios de libertad individual, derechos de propiedad, gobierno limitado y mercados libres estén asegurados por el estado de derecho”.

En un sentido completamente opuesto, la libertad es lo opuesto a la dominación (FROMM 2009), es el derecho a vivir sin ser sojuzgado, excluido o discriminado, a pensar con autonomía, a expresarse críticamente, a emanciparse. Si queremos garantizarlo para todos requerimos no una sociedad de mercado, sino una sociedad justa.

2. Para la primera concepción, estamos en el mundo feliz que ironiza AldousHuxley donde el orden social y sus reglas de juego son deseables y deben permanecer sin cambios. Para la segunda, estamos en una sociedad desigual y tenemos un sistema educativo que reproduce estas desigualdades y es preciso cambiarlo. Hoy en Chile el mundo feliz se ha desmoronado de porrazo.

3. El enfoque neoliberal reduce la libertad a la posibilidad de encontrar oportunidades individuales dentro de las reglas de juego impuestas por el mercado. A esto se le denomina emprendedurismo. Es el homo economicusegoíista del cálculo individual que busca su éxito aún a costa del otro. Desde la otra alternativa la búsqueda de la libertad individual es legítima y a la vez insoslayable de la búsqueda de la liberación colectiva. Como señala Foro Educativo(2019) si para librarnos de la corrupción el ejercicio ciudadano de libertad en las calles fue gravitante, se requerirá del mismo espíritu de libertad de miles de ciudadanos para librarnos de la injusticia.

La regulación de la educación privada de colegios y universidades para evitar la informalidad, la estafa y la mala calidad, pusieron nuevamente en agenda el tema de la libertad en educación. Quienes se oponen a las medidas arguyen la libertad como argumento, pero con un enfoque bastante discutible. Estamos frente a 2 concepciones muy distintas de libertad. Ya señalamos tres aspectos del debate: el objetivo de la libertad, el diagnóstico de la realidad que la contextúa y el carácter de la libertad. Abordamos ahora otros tres.

4. Para la visión neoliberal la libertad individual en el terreno del mercado es la vía para superar la pobreza y prosperar. Atlas Network señala que “Aumenta la prosperidad mundial al fortalecer una red de organizaciones asociadas independientes que promueven la libertad individual y se comprometen a identificar y eliminar las barreras para el florecimiento humano”. Los ricos justifican sus privilegios en supuestos méritos propios y se instala la imagen de que los pobres lo son porque no se esfuerzan lo suficiente.

Para el Banco Mundial las personas deben tomar mejores decisiones que les permitan reducir sus condiciones de pobreza. Por ejemplo optar por un crédito y pagarlo escrupulosamente, ahorrar agua, trabajar más horas, etc. Se trata de “pequeñas modificaciones en el contexto en que se toman las decisiones… con las que se puede lograr que las personas mejoren su calidad de vida” (BM 2015). Para la concepción opuesta, existen condiciones e itinerarios de vida y educación profundamente desiguales que limitan o impiden el “éxito” de la mayoría. Estos abismos son la tumba de la libertad.

5. Educar en libertad se reduce, para la postura neoliberal, a desarrollar hábitos de regulación de comportamientos y emociones (habilidades socioemocionales) para “lidiar con retos diversos”. Se trata de un enfoque prescriptivo y reduccionista de la educación emocional que, en lugar de desarrollar sujetos autónomos, manipula e instrumentaliza a los seres humanos para que acaten el orden social vigente.

Desde la pedagogía crítica se promueve en cambio la ciudadanía y la toma de conciencia de las personas sobre su realidad, su historia y su identidad. Leer el mundo implica mirarlo críticamente, formando a los estudiantes para que no acepten ningún tipo de menoscabo a la libertad. La educación será auténticamente humanista solo si consigue que las personas le pierdan el miedo a la libertad (FREIRE,1976).

6. Aunque el pensamiento liberal surgió aparejado a la democracia, el neoliberalismo está dispuesto a resquebrajarla, al igual que a tolerar atropellos a los derechos humanos, si es que éstos obstaculizan el lucro y el absolutismo del mercado. Desde la orilla opuesta, defender la libertad nos coloca en una ética del desafío para oponernos al el envilecimiento de la democracia. Marcuse llamó a salvar lo que todavía pueda salvarse de humano, de alegría y de autodeterminación (1970). Esta es la libertad que defenderemos.

NOTAS

1.- Atlas EconomicResearchFoundation.

2.- Decreto de URGENCIA 002 y acciones de la SUNEDU

3.- TOVAR, Teresa ¿De qué libertad hablamos?, Diario Uno, enero 2020

4.- Atlas Economic Research Foundation, red internacional de pensamiento neoliberal.


0 Comentarios

Agregue un comentario

Avatar placeholder

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *