Por: Teresa Tovar Samanez

Sin desmerecer los méritos del nuevo ministro de Educación Martín Benavides, diversas voces exigen una explicación consistente de este cambio ministerial.

Uno de los derroteros centrales de la ministra saliente Flor Pablo ha sido su apuesta por la educación pública, tarea titánica desde un presupuesto restringido e insuficiente, y a contracorriente del crecimiento de la educación privada con fines de lucro. En esta línea se ubica la medida de regulación de las escuelas privadas (DU.002).

En su mensaje a la comunidad educativa, la Ministra saliente señaló que el DU 002 fue “un hito histórico porque fortalece el rol del MINEDU para garantizar condiciones básicas de calidad en las instituciones privadas”. Dicha medida establece que, al igual que en el caso de las universidades , sólo las escuelas privadas que cumplan con condiciones básicas de calidad sean autorizadas para funcionar.

Hay sectores que están presionando para un viraje conservador en educación. Ya antes lo hicieron en los tema de igualdad de género y educación sexual, y ahora lo hacen en torno al lucro en la educación. El 18 de enero los colegios privados rechazaron el DU.002. Se amparan en el DL.882 dado por Fujimori, que autoriza el lucro en la educación. El mismo día del relevo ministerial Jorge Yzusqui, Gerente G. de la red privada Innova Schools y ex-miembro del CNE señaló que el DU.002 “desincentiva la inversión privada” y llamó a “una necesaria alianza público-privada en educación”. Otras voces se alinean en la misma perspectiva: “el cambio más trascendente que ha experimentado la educación peruana en los últimos años es el llamado tsunami educativo privado… a más escuelas privadas, el desempeño tanto de las escuelas públicas como de las privadas mejora” .

Es este contexto conservador el que ha contextuado la gestión de la Ministra Flor Pablo y el que ella ha debido enfrentar. Al parecer algunos lobbies de grupos de poder podrían haber presionado para su relevo. Estos lobbies actuarán también dentro del nuevo congreso tanto en contra del enfoque de igualdad de género, como en defensa del lucro en la educación.
El nuevo ministro tiene un reto complejo entre manos. Puede afianzar el rumbo y reafirmar la educación sexual, la igualdad de género y la educación pública, o hacer eco de la presión conservadora. Dada su trayectoria esperemos que ocurra lo primero.

A propósito de la educación pública, según Camilla Croso, Pdta.CLADE , el fortalecimiento de la educación pública gratuita es “la única manera de superar las desigualdades y discriminaciones estructurales de nuestras sociedades” y “el lucro en la educación no es compatible con el derecho a la educación. Como el lucro es un fin en sí mismo, no hay compromiso de sectores que se orientan por el lucro con la igualdad, ni con la equidad, o la formación ciudadana” (feb 2020).

Si la nueva gestión quiere profundizar este camino, una meta debería ser que las familias de escasos ingresos que migraron a escuelas privadas de mala calidad regresen a escuelas públicas repotenciadas. Esto implica dar dos pasos más: 1. Incrementar la inversión en educación pública haciendo posible el cierre de la brecha de infraestructura y contar con maestros bien formados y remunerados y 2. Eliminar definitivamente el lucro en la educación.

La educación pública de calidad es un derecho. No podemos permitir su transformación paulatina en una mercancía que se compra y se vende y donde la calidad queda reservada sólo para quienes puedan pagarla.


5 Comentarios

Eduardo López Saldarriaga · 19/02/2020 en 5:28 PM

Me preocupa la designación del nuevo Ministro de Educación, aca en Junín tenemos nuestras reservas por dos casos, el de la UPLA que misteriosamente de estar ya desahuciada, ya tiene su licenciamiento y luego de UAP (Alas Peruanas) que es vox populi que por asuntos políticos no le van a dar su licenciamiento. teniendo en cuenta que el actual Ministro viene del SUNEDU. Sería bueno investigar este asunto.

Balentin · 19/02/2020 en 11:51 PM

La educación pública es el sustento de una sociedad equitativa, pero es muy manoseado por políticas gubernamentales en pro de intereses subalternos, que en lugar de avanzar en aprendizajes se dedica a distraer a los docentes con tantos cambios, pero no hay consistencia con lo que pregona el proyecto educativo al 2021, que ni siquiera se ha terminado de evaluar y ya está el proyecto al 2036. Por otro lado se ha quitado tanta autoridad a la escuela y a los Padres de familia, respecto a los estudiantes y sus hijos. Yo muchos que pasamos los 50 o 60 sabemos muy bien lo que era o es autoridad de los directores , docentes y padres en nuestra época escolar.

Victoriano Espinoza F. · 20/02/2020 en 4:57 AM

El tipo de educación marca la diferenciación de clase;en virtud,la educación del pueblo y para el pueblo no se decide desde el pupitre; la libre determinación de los mismos; no depende de decretos y menos a través de fundamentos fantasmas .
Las necesidades desatentidas en sectores mucho más vulnerables no
han sido tocadas ni por Flor Pablo ; menos por Martín Vizcarra.
Los intereses siguen en manos de unos pocos
de la plutocracia.
Despierta Perú Inca.
Doc.Espinoza Victoriano.

Julio · 20/02/2020 en 12:07 PM

Hace más de un año no hemos sentido tener un ministro de educación. Entre amigos se recomiendan el destino de un país y después CERO resultados

Arturo Morales · 21/02/2020 en 9:01 AM

No sólo eso también abogó por los cesantes y jubilados de educación, lo que no hace ningún partido actual, a sabiendas que los adultos mayores pueden mover el voto de más de dos millones de personas

Agregue un comentario

Avatar placeholder

Su dirección de correo no se hará público.