Ante la coyuntura actual: Contribuir a la movilización social por la democracia en el Perú.

Nos encontramos en un momento de definiciones claves en el país. La amenaza de un proyecto conservador, asociado a la corrupción y al autoritarismo, hoy socaba la impostergable reforma política y judicial, la institucionalidad democrática, la vigencia de los principios de igualdad y la vigencia de los derechos humanos. 

Estas definiciones no sólo afectan las bases de la democracia, sino que también impactan directamente en la educación como dimensión fundamental de la misma, así como en los procesos de transformación de la sociedad y en el desarrollo humano sostenible.

Son diversas y múltiples las voces y actores que hoy convergen para resistir el embate conservador. Foro Educativo, como entidad de la sociedad civil, es parte de este gran movimiento ciudadano que reafirma su interés en el bien común y el valor de lo público como el escenario de garantía de los derechos ciudadanos. La participación de la sociedad civil es un elemento fundamental y fundante de la democracia. 

La corrupción se ha constituido en una manera de gobernar nefasta instalada en el país por siglos. Hoy, desde nuestra perspectiva, estamos en un momento de quiebre en el que se juega la posibilidad de cambio de una manera de hacer política subordinada y manejada por intereses privados y subalternos, a una práctica limpia, transparente de conducir los destinos del país en defensa de la inmensa mayoría de ciudadanos. La educación tiene aquí un rol clave y la educación pública tiene una responsabilidad ética en la gestación de este cambio.

Estamos en un escenario de disputa de sentidos por la construcción de una visión social, un ethos simbólico y cultural en el país. El proyecto conservador quiere enterrar más de veinte años de lucha por la igualdad de género y silenciar, de manera cómplice,  inaceptables violencias contra niños y niñas. Pretende cambiar el devenir de los hechos negando la memoria histórica, elemento esencial de nuestra identidad de país diverso donde todos somos iguales en dignidad. Este es el sentido fundamental de la educación que hay que posicionar hoy.

Estamos ante un escenario educativo, en que la sociedad evidencia con fuerza su carácter formador de ciudadanía. Hoy pequeños y grandes aprendemos sobre ética, humanidad y derechos humanos todos los días, padres y maestros debemos orientar este aprendizaje. Los sectores conservadores intervienen activamente intentando afectar el sentido común con el oscurantismo, tabús y miedos regresivos. Este campo de disputa tendrá un desenlace hacia el cambio para mejorar o el atraso. La sociedad educadora exige que la educación, en especial la educación pública, cumpla con el rol que le corresponde en este escenario.  

Sin embargo, también se requiere la convergencia responsable de diversos actores honestos que impulsen el cambio social y cultural que incluya al pueblo, sus sentires y aspiraciones. Solo así los cambios culturales y educativos serán perdurables. 

Foro Educativo se suma y formula un llamado a la gran movilización ciudadana en defensa de la democracia, la ética y los derechos humanos.

Lima, 10 de agosto de 2019.

Categorías: PUBLICACIONES

0 Comentarios

Agregue un comentario

Avatar placeholder

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *